CZ | DA | DE | EL | EN | ES | ET | FI | FR | HU | IT | LT | LV | MT | NL | PL | PT | SK | SL | SV    
DE QUÉ SE TRATA | ENERGÍA | NOTICIAS | CHAT | ACTIVIDADES | CONCURSO |
Página inicial » Chat » Utilizar mejor la energía:¿Qué podemos hacer?

Utilizar mejor la energía: ¿Qué podemos hacer?


El consumo de energía es una de las causas principales del cambio climático. Toda la energía que utilizamos viene de las fuentes de energía fósiles, lo que significa que cada vez que calentamos nuestras casas o vemos la televisión, producimos emisiones de dióxido de carbono(CO2). Por tanto, todos y cada uno de nosotros en nuestra vida diaria podemos contribuir a la conservación del clima, si utilizamos la energía del modo más eficiente posible.

Hay muchas maneras de utilizar la energía de forma más eficiente, cambiando nuestra forma de actuar para ahorrarla o utilizando productos más eficientes desde el punto de vista energético.

Los materiales modernos como los plásticos se utilizan de forma generalizada para fabricar productos energéticamente eficientes y reducir las emisiones de gases. Los coches actuales se sirven de plásticos resistentes y ligeros para garantizar la reducción del consumo de carburante y las emisiones de CO2. El embalaje plástico desempeña también un papel importante a la hora de conseguir un uso más eficiente de la energía (por ejemplo, las botellas de plástico son mucho más ligeras que las de cristal y se requiere mucho menos carburante para transportarlas).

Si lo pensamos detenidamente, podemos encontrar muchas maneras de cambiar nuestro comportamiento personal para ahorrar energía. Por ejemplo, desenchufar las televisiones y los ordenadores cuando no se usan (siguen gastando mucha energía mientras están conectados), dejar el coche y andar en los trayectos cortos y no abrir las ventanas cuando la calefacción está en marcha (si tiene demasiado calor, no tiene más que bajarla).

Los edificios privados como nuestras casas y escuelas son una de las principales fuentes de emisiones de CO2. Tomar unas medidas tan sencillas como aislar las grietas de las paredes con plástico o instalar ventanas de PVC puede reducir drásticamente la cantidad de energía que se desperdicia en estos edificios.

Todos podemos contribuir en la lucha contra el cambio climático. Pero no sólo luchar de forma individual, tenemos también la responsabilidad de persuadir a los de nuestro alrededor, a los de nuestra comunidad, para que cambien sus comportamientos. Esto significa convencer a nuestros amigos, familiares y profesores a que se impliquen también en el ahorro energético. Juntos podemos conseguir un cambio positivo para el futuro.